contacto

Info@retroandsugar.com
desi@retroandsugar.com
San José Costa Rica

z

Blog de maternidad en Costa Rica

Confesiones nocturnas de una mamá trabajadora

confesiones-mama-trabajadoraHoy me encuentro un poco abrumada. Me pregunto si es posible ser una buena madre, trabajar, estudiar (todo en ese orden) y al mismo tiempo. Cuestiono el hecho de si puedo hacerlo o no, y aunque la respuesta es obvia (¡claro que puedo!) pues no soy la primera ni la última mujer, mamá, que hace todo eso y más. Pero a pesar de saberlo, no puedo dejar de sentirlo el día de hoy.

Muchas veces, me he jactado de la capacidad de las mujeres para hacer varias cosas a la vez. Y he dado animo a muchas más cuando creían que no podían. Pero nadie te dice que va a llegar el día que te vas a cansar, y querer salir corriendo por qué los chicos tienen un desastre en la casa y la oficina fue un caos. Pero ese sentimiento esta bien por qué no somos un &%#% robot, y no deberíamos sentirnos culpables por ello.

No has deseado, un día, solo un día, sin problemas, con puras soluciones, ideas maravillosas y todo resuelto. Tus niños bien portados, sin tareas, juegan sanos y saludables, sin pelear. En la oficina todo fluye, haces planes, se cumplen, todo va de maravilla.

Y ni que decir de volver a la U y pensar en el hecho de que te pongan falta si llegas minutos tarde porque tuviste una reunión y no pudiste salir temprano. Y la plata, la plata no es un problema, tu cuenta en el banco fluye también, los gastos se pagan solos, el banco se encarga y mes a mes te manda una carta hermosa diciendo: ¡qué bien lo haces Desi!

¿Lo has DESEADO?

Pero no, el mundo real no es así. Este es el mundo real, caótico, a veces asfixiante, lleno de cosas maravillosas y situaciones que preferíamos no tener que pasar, pero pasan y crean nuestra realidad, la mía, la tuya, la de casi todas las mamás.

¿Soy una mala mamá por sentir esto hoy, por querer dedicarme un poco de tiempo para mí?

Pienso que la maternidad no tiene porque impedirte escribir, ni viajar, ni salir a tomar unas copas, o salir con amigas.

Sí, a veces, la mayoría de mamitas sentimos que el camino está lleno de obstáculos, si así te sientes, BIENVENIDA AL CLUB DE LAS MADRES REALES. No somos las mejores, pero somos la mayoría.

Somos madres imperfectamente reales, llenas de amor y cariño para nuestros pequeños y también tenemos errores, con necesidades de ser soportadas y apoyadas muchas más veces de las que pensamos.

y aun que hoy estoy abrumada, cansada, harta, hoy quisiera que hagan todo por mí, no cambiaría mi vida por nada adoro a mi familia y todo lo que he logrado con ellos y por ellos.

¡BIENVENIDAS AL CLUB DE LAS MADRES IMPERFECTAS!

Screen shot 2015-06-24 at 10.18.32 AM