contacto

Desiree@gmail.com
hey@desiweb.work

San José Costa Rica

Image Alt

Guía para papá ¡cómo ayudar en el nacimiento de tu bebé!

Guía para papá ¡cómo ayudar en el nacimiento de tu bebé!

Este blog por lo general es para mujeres pero hoy tengo un post especial para papá. Si estás embarazada, etiqueta ó manda el link por WhatsApp a tu pareja para que lea este post te urge!

OK. Así que vas a ser papá. La parte divertida ha comenzado y te aventuras en un territorio muy desconocido. Este no es el momento de entrar en pánico. De hecho, nunca es el momento de entrar en pánico, porque es probable que la futura mamá este nerviosa, más si es primeriza. Pensé en ir a la fuente y pedir a mi esposo su opinión. Y Esto es lo que dijo. «Hay mucho que hacer, solo es ser paciente, y escuchar sus sentimientos». Así que ahí lo tienen. Las perlas de la sabiduría de un papá de 3.

Durante el embarazo …

1 – Aprende  sobre el nacimiento:  Educate sobre el nacimiento y familiarízate con él. Busca «videos de nacimiento positivos» en Youtube puede ser una excelente manera de tener una idea de los sonidos que podés experimentar al apoyar a tu pareja durante el nacimiento. El trauma del nacimiento entre los papás es muy real, y entender la diferencia entre lo que es normal y lo que no puede cambiar tu experiencia.

2 -Ve un paso adelante y prepárate: Lo último que deseas hacer es conducir en círculos tratando de parquear mientras ella está en trabajo de parto. Necesitás saber exactamente a dónde vas y la ruta más rápida para llegar. Otros asuntos prácticos importantes incluyen asegurarse de que todos los números de teléfono importantes estén en tu teléfono (partera, niñera, ginecóloga, abuela, etc.), y asegurarte de que la sillita de bebé esté en el carro. Confía en mí, obtendrás puntos por esto. Ella te amará por ser tan confiable y bien preparado. En el caso de ser en hospital público y que tu pareja deba quedarse unos días , lo más importante es que se sienta apoyada, que en casa todo se mantenga en orden y hasta que prepares mealprep, cambies sabanas, así facilitar la llegada del bebé.

3- Aprender qué decir (y no decir)
Has oído hablar de «afirmaciones de embarazo y nacimiento» ( acá te dejo un post con ellas ). No solo son una excelente manera para que tu pareja reduzca el miedo y la ansiedad que entraña el nacimiento, sino que básicamente nos ayudan a saber que decir en el parto.

Hay tantas afirmaciones, así que la idea es elegir varias que resuenen con ella, que la haga sentir segura y con poder. Algunos ejemplos son «mi cuerpo sabe exactamente qué hacer» o «cada oleada acerca a mi bebé».
Independientemente de las afirmaciones que elija, anima a tu pareja a verlas, escucharlas y creerlas en el embarazo. Las podés escribir en tarjetas y pegarlas en un espejo. Luego en el parto, decir las afirmaciones, ¿a quien no le gustaría escuchar a su pareja decir lo increíble que es su cuerpo? El trabajo de parto es difícil, y a veces dudamos de nosotras en algún momento, tu papel es creer en ella y decírselo, incluso cuando no crea en sí misma.

En labor…

 

4- Llevar el tiempo de las contracciones: A veces ir al hospital apresuradamente es contraproducente, el rush de salir de casa, las luces y la ansiedad juegan un papel importante. Lo mejor que podés hacer es llevar el tiempo entre cada contracción, mantener la calma y salir tranquilamente hacia el hospital. Quedarse en casa hasta que Mamá confíe en que está en trabajo de parto activo le da la mejor oportunidad para mantenerlo así y tener un parto positivo.

 

Recordá… ansiedad = adrenalina = aumento del dolor.

 

Tu papel en esto es mantener a Mamá calmada, amada, hidratada, comiendo bocadillos ricos en proteínas y sugiriendo diferentes opciones de confort como una ducha, compresas térmicas, baño, masajes, etc.

5-Proteger el espacio de nacimiento y el espacio emocional: Filtrá el mundo externo, protejé el espacio de nacimiento y el espacio emocional. No hables con ella sobre mensajes de texto, quién está diciendo qué, si recibió una multa de estacionamiento o si quiere epidural.

Déjala estar – observa cómo las endorfinas y la oxitocina la envuelven, llevando su mente y cuerpo a tierra de labor. El cerebro pensante debe apagarse para que estas hormonas hagan su mejor trabajo.

Mantén la habitación tranquila, y ayúdala a sentirse no observada y alimentada. Trate de no mirar las máquinas y analizar el equipo de monitoreo. Simplemente estar presente con ella. Sostenla. Las mujeres no estamos diseñadas para dar a luz en entornos clínicos, brillantes, ruidosos e intimidantes. De la misma manera en que necesitamos el estado de ánimo y el entorno adecuados para disfrutar del sexo, necesitamos el entorno adecuado para un buen parto.

6- Estar presente: Estar presente en el nacimiento. No en el teléfono ni mirando el equipo de monitoreo. Si hay un televisor en la habitación, ¡apágalo! Hay tanto que podés hacer para que tu pareja este cómoda durante el parto.
Sosténla, quédete cerca de ella, límpiala con una toalla fría y húmeda, agarrale las manos, ayúdala a movilizarse, recordá que respire lentamente, que esté hidratada con sorbos de agua helada, que huela su aceite favorito, mejora la iluminación, dale masajes en la parte baja de la espalda.

 

Tu papel como pareja es invaluable. Aduéñalo y tanto tú como mamá tendrán más probabilidades de tener una mejor experiencia de parto. Y recordá- sé paciente.

 

Después de que nazca tu bebé …

 

7- Piel a piel cuando mamá no puede: Los beneficios de «piel con piel» son bien conocidos,( encontrá un post del tema) no solo por mamá y bebé, sino también por papá. Para una transición suave de la matriz al mundo, la piel es vital. Pero hay momentos en que mamá no puede hacerlo, ya sea por una emergencia. Cuando mamá no puede hacer piel con piel con el bebé, estás promoviendo la vinculación entre tu y bebé y ayuda a normalizar su respiración, ritmo cardíaco, temperatura y azúcar en la sangre.

 

Las mujeres que se sienten amadas y apoyadas tienen más probabilidades de

experimentar un parto positivo.

 

Tomá muchas fotos, olvidará algunos de los preciosos momentos sin ellas. No bombardees su mente con una conversación sobre mensajes de texto y quién está diciendo qué, solo es estar presentes. Respira en ese hermoso bebé.
Es un momento verdaderamente sagrado, esas primeras horas, días, semanas después del nacimiento. Hay tanto que podés hacer en las primeras horas para mantenerlo sagrado, y asegurar que Mamá y tu bebé tengan el mejor comienzo para la vinculación, la lactancia materna y la recuperación física y emocional.

¡Buena suerte!

Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.