contacto

Info@retroandsugar.com
desi@retroandsugar.com
San José Costa Rica

z

Blog de maternidad en Costa Rica

¡ El día que bailamos en la cocina !

Hace casi 9 años, me encontraba en el altar prometiendo para siempre el amor. Lo amaba, quería casarme con él, y en el fondo de mis huesos creía que el amor para siempre era posible y fácil. Lo que nunca se me ocurrió en medio de la nueva felicidad del matrimonio es que el felices por siempre se crea con perseverancia y mucho trabajo, así como Roma los matrimonios no se construyen en un día.

La palabra por Siempre nos hace re definir el amor y desafiar la forma en que lo demostramos, tiene una autoridad para hacernos o rompernos en el camino.

 

Looks like we made it

Look how far we’ve come my baby

We mighta took the long way

We knew we’d get there someday

 

Éramos muy jóvenes y la verdad creo en los matrimonios jóvenes. Nos conocimos jugando en un jardín el con 6 años yo con 5. Mi mamá cuenta que yo no le quería dar ni la hora jaja, quién diría que años después me toparía con ese niño aventurero con las manos llenas de tierra y se convertiría en mi compañero, que junto a el viviría las mayores alegrías y retos de mi vida.

hay perspectivas que aprendí a lo largo de estos 9 años juntos y encontré útiles cuando se trata de curar heridas en mi matrimonio:

Tener una conversación – Esperar empeora el problema

Al principio, la vida fue dura para nosotros ¡ no les voy a mentir !   yo soy una eterna chineada y dejar la comodidad de mis padres para tirarme a está aventura y formar una familia era algo que me tenía con los pelos de punta, no saben el miedo tan grande que sentía de dar esté salto, no solamente por casarme si no por tener 8 meses de embarazo el día de nuestra boda.

No tuvimos la luna de miel como siempre soñé, mucho menos una boda de cuento de hadas en vez de eso dormimos ese día en nuestro colchón en el suelo por que no teníamos nada ordenado. Después de seis semanas de matrimonio, llego nuestra bebé, una niña sana hermosa y llorona Amelie.

Entre llantos, cólicos y noches sin dormir puede hacer que cualquiera se rompa y desee salir corriendo ahí fue cuando llegó el viento y Sopló de muchas formas para quebrantar nuestro reciente matrimonio durante varios meses.

En medio de tanta devastación, hubo un momento particular que definió nuestro matrimonio. Después de varios días de estar sola batallando con un caso de Baby Blue que no le había contado a nadie (leve depresión posparto) Me senté derecha en el piso de nuestro apartamento ( en esa época no teníamos sillones) miré a mi esposo que estaba sentado en una silla frente a mí y le dije:

“No creo poder hacer esto “…

Ninguno recuerda bien pero teníamos una semana de no dirigirnos la palabra estábamos más que peleados estábamos ignorándonos y el que yo me sentara frente a él ya era un gran paso. En ese momento permitimos que la amargura y el orgullo nos impidieran reconciliarnos. Fue una sensación horrible, pero lo ignoré y simplemente lo dejé pasar, con la esperanza de que un día nos despertaremos y todo estaría bien, como si nunca hubiera sucedido. No quería abordar el malestar emocional que estábamos teniendo, así que lo ignoré y nos dejé alejar cada vez más.

Al mencionar esas palabras el se levantó de su silla me extendió su mano y dijo : levántate esto lo haremos juntos TE AMO!

Tomo mis manos me abrazó fuertemente y comenzamos a bailar, sin música de fondo sin siquiera una luz encendida en la habitación solamente el y yo aprendiendo paso a paso todos los días. Pasamos así como por 10 minutos sin decir una palabra. Podía sentir su corazón nervioso como si fuera la primera vez que nos besáramos y es que luego de estar semanas lejos era como volver a encontrarnos, en esa Cocina vacía de cosas más no de sueños reafirme el amor que hace mucho tiempo había decidido tener por el y por el que seguiríamos luchando.

En el matrimonio, necesitamos ser vulnerables para ser amados y amar bien. Si no estamos dispuestos a hacer el arduo trabajo de sanar el daño y el quebrantamiento, con el tiempo evitaremos la vulnerabilidad por completo, en un esfuerzo por proteger nuestros corazones de más daño y quebrantamiento … no es bueno. Pero el que está dispuesto a buscar la reconciliación con urgencia, prioriza su matrimonio.

No hagas lo que hice … No dejes pasar una semana de malestar emocional y dolor porque eres demasiado miedoso para tener una conversación difícil.

Perseguir la humildad: el orgullo robará y destruirá todo el tiempo

“La humildad se siente como el fuego, pero se cura como el agua”. Dale Partrige

El orgullo dice que “yo” soy lo más importante, la humildad dice que los demás son más importantes. No hay mayor amor que el sacrificio, y no se puede sacrificar con un corazón de orgullo.

Cuando dejamos que el orgullo gane, nuestra relación fracasará. Cuando ocultamos nuestras fallas, nos estamos privando de la cercanía con nuestra pareja. El orgullo es un hueco que siempre te alejará activamente a ti y a tu cónyuge. No permitas que esa cuña se haga demasiado grande o que las grietas se conviertan en abismos.

El orgullo es el enemigo del amor. Cuando enfrentamos un problema con nuestro cónyuge que puede haber causado daño o quebrantamiento, debemos ser humildes para poder conciliar el problema. La humildad es el reconocimiento de que no somos tan importantes, ni correctos, ni santos, ni magníficos de lo que algunas veces creemos. La humildad dice que me preocupo más por nuestra relación más que por  MÍ.

Hagámonos está pregunta: “Si mi objetivo es un matrimonio lleno de alegría, cariño y mejor que el promedio, ¿vale la pena mi orgullo?”


No somos el matrimonio perfecto pero como les contaba al inicio de este post lo importante es la perseverancia y la comunicación por eso les quiero compartir un Reto semanal que con pequeños detalles pueden fortalecer su relación, ingresen su correo para descargar el reto y espero les ayude como a mi.