contacto

Desiree@gmail.com
hey@desiweb.work

San José Costa Rica

Image Alt

Un parto Positivo:

Un parto Positivo:

Conforme se aproxima la fecha de parto es normal sentirnos un poco nerviosas, ansiosas y hasta temerosas de lo que puede suceder, en mi caso he tenido la experiencia de 2 partos anteriores vaginales, pero aun así no dejo de pensar en ciertos detalles que me causan un poco de temor, si me seguís en Instagram te he contado que me realizare la Salpingoclasia o ligadura de trompas eso me pone un poco ansiosa ya que soy del 1% de la población que nunca se ha operado, roto un hueso etc…

Un poco de Historia :

En mi primer parto con Amelie hace casi 10 años fue toda una travesía tanto que había quedado un poco trauma hasta el punto de no querer tener más bebés.

Todo comenzó la noche del 21 de agosto del 2009 a eso de las 10:30 pm, sentí unas pequeñas pasadas pero como mamá primeriza de 22 años pensé que eran los nachos que había cenado =). Al llegar las 2 de la mañana hora habitual en la que Amelie se despertada con mucha fuerza y le daba por patearme y acomodarse en la costillas me desperté pero esa noche no lo hizo , como a las 2:30 pm me asuste un poco por no sentirla y una intuición en mi me decía que algo andaba mal. Nos fuimos para el hospital, me colocaron un montón de máquinas de monitoreo ( estaba muy asustada ) Amelie no se movía y sus latidos eran muy tenues. Me dieron varias cosas para despertarla, un liquido super dulce, yo le hablaba bastante y la enfermera masajeaba mi pancita. Al cabo de un rato Amelie despertó de nuevo y para ese momento tenía 5cm de dilatación. Lo que nunca imaginaría es que pasaría desde las 3:00 am hasta las 5:40 pm de ese día para tener a mi pequeña en brazos.

Fueron las 15 horas más agotadoras de mi vida, pase por mil rondas de tacto, fue traumante, llore, vomite y hasta se me safo la vía lo que provocó que un chorro de sangre saltara a la camisa de mi esposo, luego ya en sala de labor otra vez mi inexperiencia formo parte y 5 aprendices entraron con el doctor  Amelie duró mucho en salir y obvio luego de 15 horas en el hospital me costaba demasiado pujar al punto que sentía que no lo lograría y el Doctor sólo me decía “ puje más fuerte si no la bebe se le muere “ Ahora se lo que significa Violencia Obstétrica.

 

Bueno para no traumarte más, Amelie llego bella , llorona y con un carácter =) , pero para mi fue algo que no olvide y que en cierto punto cambió mi deseo de ser nuevamente madre.

 

Al quedar embarazada de Yeshua ese era mi temor el PARTO, evitaba las conversaciones y hasta quería cesárea, epidural y todo lo que hiciera más fácil el proceso, pero lo que no entendía en ese momento que luego aprendí es que no es sólo mamá trabajando ese día ellos también hacen su parte, deciden el cuando y nada más llegan.
Con mi pequeñito fue tan diferente, él fue fluido cuando llegue al hospital ya tenia 8 de dilatación ( casi que la cabeza afuera) y en cuestión de 30 minutos ya lo tenia en mis brazos y por varios instantes fue solamente mío porque a nadie le dio tiempo de llegar al hospital! Estuve sola en el parto bueno con con Yeshua haciendo su parte =)

 

Cada embarazo es diferente a como cada parto lo es y cada niño, aprendemos de cada uno y son experiencias que vivimos, pero no somos esos momentos y podemos cambiar la historia que nos contamos, esos miedos pueden desaparecer y podemos unirnos a esas olas uterinas y disfrutar cada contracción sabiendo que pronto llegará nuestro pequeño amor y sabiendo que nuestro cuerpo es un lugar de fuerza, belleza y armonía el sabe hacer esto.

 

Cómo lograr un parto positivo:

1- Todo es sobre perspectiva:
Ahora es totalmente diferente tuve 2 experiencias en mis partos anteriores una sumergida en dolor y otra muy rápida que no disfrute, en este momento esperando el parto de Alani puedo decirte como me gustaría que fuera, es mi último parto y espero disfrutarlo, sentir cada ola y unirme en ese momento con mi pequeña sin miedo a un proceso natural realizado por siglos de siglos por mujeres antes de mi. Mi cuerpo lo sabe realizar y está preparado.

¿Tendré miedo o seré fuerte durante el parto? Seré honesta, inicialmente tenía miedo. ¿Pero Sabías que el miedo puede empeorar tu dolor? Si tenés un parto por temor al dolor, es más probable que experimentes un dolor más duradero.
Todo es cuestión de perspectiva por eso desde ya me convenzo a mí misma de que soy fuerte y capaz. El dolor existe pero no será lo principal y tengo fe en mi capacidad dada por Dios para conquistar el parto.

 

2- Ejercicio durante el embarazo:
Uno de los mayores errores que cometí durante mi primer embarazo fue no priorizar el ejercicio. Si bien era una persona bastante sana, joven y prestaba atención a mi aumento de peso, no me di cuenta de los beneficios de mantenerse en forma durante el embarazo. Déjame contarte un pequeño secreto que probablemente debería ser obvio, pero no siempre, al menos no fue para mí: empujar a un bebé fuera de tu cuerpo es un trabajo duro. Me refiero a un trabajo muy duro. Además del dolor o el estrés emocional del parto, existe una fuerza física intensa y una resistencia necesaria que no se menciona. No estaba tan físicamente preparada para entregar a Amelie como debería haberlo hecho y eso es algo que hice de manera diferente con mis 2 ultimos embarazos.

Hay muchas formas de mantenerse (o estar) en forma durante el embarazo. El yoga prenatal es una opción popular y hay clases disponibles en muchas lados. En mi caso lo hago caminando y con videos de Youtube, también realizó ejercicios de preparación de parto con una profesora de Yoga especializada Melina Chacon.

 

3-Toma una clase

Sea el primero ó el tercero como yo, recomiendo tomar una clase de parto porque tendrás acceso a información confiable de profesionales médicos que están equipados para responder a todas tus preguntas e inquietudes. A menudo, se asignará tiempo durante la clase para practicar las habilidades que se enseñan, como las posiciones de parto / parto, las técnicas de afrontamiento del dolor natural y el cuidado infantil o la lactancia materna.

Las clases también son útiles para que las parejas o una persona de apoyo aprendan cómo pueden apoyarte mejor durante el parto. Muchas de estas clases están diseñadas para enseñar sobre el trabajo como un esfuerzo de equipo y tomar una es una manera fácil de involucrar a su compañero en el proceso de aprendizaje sin que pasen horas leyendo.

4- Saber lo que quieres
Para continuar con la educación sobre el parto, es importante saber en general lo que quieres en términos de experiencia en el parto. Es importante considerar opciones, especialmente en términos de alivio del dolor, procedimientos médicos con los que no te sientes cómoda y cómo le gustaría que su bebé sea manejado una vez que nazca.

Las preguntas que debes hacerte:

  1. -¿Quiero tener a alguien en la habitación conmigo y quién?
  2. -¿Quiero tener una epidural? ¿Quiero probar otro medicamento para aliviar el dolor?
  3. -¿Quiero probar métodos naturales para aliviar el dolor y, en caso afirmativo, cuáles?
  4. -¿Me siento cómodo siendo inducido y / o en qué circunstancias estoy de acuerdo con ser inducido?
  5. -¿Quiero probar una posición de nacimiento específica mientras empujo?
  6. -¿Quiero tener una cesárea o un parto vaginal?
  7. -¿Cómo me gustaría que fuera el ambiente mientras doy a luz? ¿Quiero silencio, música, aceites esenciales,  etc.?
  8. -¿Quiero retrasar la sujeción del cordón de mi bebé?
  9. -¿Quiero retrasar el primer baño de mi bebé?
  10. -¿Quiero experimentar la piel a piel y / o amamantar a mi bebé inmediatamente después del nacimiento?

Estas son solo algunas de las muchas opciones a considerar en relación con el trabajo de parto. Mientras más decisiones tomes con anticipación, menos estrés tendrás durante el parto. Esto por lo general se llama plan de parto y aunque no lo creas si el parto es en hospital público puedes tener la posibilidad de algunas de ellas si hablas con el centro médico

 

5- Ten una persona de apoyo En un post anterior te comente como tu pareja puede ser el mejor apoyo ( leer acá)
Una persona de apoyo es cualquier persona con quien te sintás cómoda estando en la sala de parto, que conozca tu plan de nacimiento y está dispuesto a apoyarte en todo el proceso.

Independientemente de quién elijas como tu persona, es importante que él / ella pueda estar tranquilo en situaciones estresantes y pueda hablar en tu nombre cuando el plan de parto no se está siguiendo razonablemente.Tener a alguien a tu lado durante el parto puede ser la diferencia entre una experiencia positiva de nacimiento o una pesadilla de nacimiento pero como te conté en mi historia anterior yo estuve sola durante el parto de Yeshua y me apoye a mí misma =) .

 

6-Descansa en casa todo el tiempo que podás
Sé que es difícil, especialmente si eres primeriza o tenés 2 piojos molestando todo el día, pero un gran consejo de mi parte es que te quedes en casa y descanses todo lo que pódas antes de ir al hospital.

Una cosa que desearía haber hecho con Amelie era tratar de descansar y dormir un poco al principio, mientras que mis contracciones aún eran leves. Tuve un trabajo de parto bastante largo y, cuando estuve lista para pujar, estaba tan agotada que casi no me quedaba la fuerza física para hacerlo.

7-Estos son algunos de mis mejores consejos para ayudarte a soportar el dolor de parto:

    1. Ponte cómoda y cambia de posición según tus necesidades. Intenta acostarte de lado con almohadas entre las rodillas, cambie el ángulo de la cama, inclínate o ponte de pie. Puede que al principio te resulte más difícil cambiar de posición.
    2. Encontrá una distracción. La música es una excelente opción tal vez podás crear una lista de Spotify y escucharla de camino al hospital.
    3. El masaje es un cambio de juego. Tu pareja puede darte masajes. Practiquen bastante así podés decirle cual masaje te gusta más.
    4. Sentada y rebotando en un balón. El balón terapéutico proporciona una contrapresión que alivia el dolor en la mayoría durante el parto.
    5. Camina todo lo que podás durante el tiempo en que te sientas cómoda. Esto ayudará a que el bebé baje en posición y acelerará el proceso de parto.

Pero sobre todo di en voz alta palabras de afirmación o haz que tu pareja las diga.